Main menu

SEO: El contenido era y sigue siendo el rey

Escrito por Juanjo Marcos el 12 de Febrero de 2013

En relación al posicionamiento en internet todos habremos oído en alguna ocasión la frase "el contenido es el rey".  Y a pesar de que internet es un entorno increíblemente variable y que las reglas del posicionamiento van cambiando de la misma forma en la que lo hacen por tanto los hábitos y consumos en los usuarios como las tecnologías disponibles, podemos asegurar que a día de hoy "el contenido sigue siendo el rey".

Cuando un usuario realiza una búsqueda en internet es porque está buscando un producto, un servicio o simplemente información sobre algún tema en concreto. Es decir, está buscando un determinado contenido, ya sea textual o en forma de imagen o vídeo (que no debemos olvidarlas como formatos de contenido para nuestro sitio web).  Lo que los motores pretenden ofrecer a los usuarios en los primeros puestos son las páginas que más se adecúan a la búsqueda que está realizando el usuario.

Los resultados de esas búsquedas van a ordenarse principalmente en base a criterios relacionados con la relavancia y la autoridad de nuestro contenido.  Vamos a intentar explicar ambos factores, ya que en ocasiones tienen a confudirse:

Relevancia: 

Mide la utilidad de nuestro contenido en relación a lo que está buscando en usuario.  Es decir si lo que ofrece nuestro sitio web es lo que busca dicho usuario.  Lógicamente tener mucho contenido no significa que debamos intentar abarcar todos los posibles intereses de todos los usuarios de internet.  Pero cuanto más contenido tengamos sobre un tema determinado (relacionado con nuestro foco de negocio), más posibilidades habrá de que uno de esos artículos de información resulte útil para el visitante.

Autoridad

Mide la importancia de ese contenido frente a otros contenidos similares.  De alguna forma podríamos relacionarla con la "credibilidad" de la fuente.  Es decir, si en una conversación de un grupo de amigos estamos hablando sobre ecuaciones diferenciales parciales (je!) tendrá más autoridad la información ofrecida por nuestro amigo matemático que por nuestro amigo filólogo. Y es gracias al contenido existente en nuestra página web, que nuestro sitio puede establecerse como un sitio con "autoridad" en una determinada materia sobre la que hablamos mucho y bien.

Es decir, la existencia de contenido de calidad en nuestro sitio web se traduce en relevancia y autoridad de nuestros textos para las búsquedas sobre los temas de los que escribimos. Y es por ello que "el contenido sigue siendo el rey".