Main menu

Aste Nagusia Bilbao 2011

Escrito por Juanjo Marcos el 19 de Agosto de 2011

A partir de mañana en Bilbao estamos de fiesta.  9 días para la semana más grande del año, plagada de actos (música, teatro, concursos, exhibiciones...), con diversión para todos los públicos y multitud de citas tremendamente apetecibles y que merece la pena visitar.

Sin embargo, en este 2011 tampoco parece que la Aste Nagusia de Bilbao vaya a conseguir implementar una presencia en Internet realmente satisfactoria para los ciudadanos y visitantes de la villa.

Una pequeña búsqueda en Google (o en cualquiera de las redes sociales más populares), nos revela muchas alternativas que intentan acercar las fiestas a Internet

  • Hay iniciativas  privadas (con páginas dedicadas, con categorías específicas en diversos blogs y con multitud de perfiles en las redes sociales) que intentan atraer tráfico y anunciantes.
  • Hay secciones especiales en los medios de comunicación y periódicos más importantes del Gran Bilbao, donde se aglutina gran cantidad de información y que cuentan con un apoyo y participación popular muy importante.
  • Hay información más que interesante ofrecida en sus páginas por algunas de las comparsas con mayor actividad en la red.
  • Y por supuesto hay información oficial en la página web del Ayuntamiento de Bilbao.

Y supongo que precisamente por esa especie de fragmentación de la información o por el interés de cada cual por arrimar el ascua a su sardina, resulta muy difícil encontrar un canal de información unificada que me permita acceder a toda la información, que aglutine la presencia en las redes sociales y que convierta #AsteNagusiaBilbao en un trending topic sin competencia durante toda la Semana Grande.

Principalmente la página del Ayuntamiento de Bilbao adolece de esa falta de carácter social que merecen las fiestas.  Pero no solo eso.  A pesar de presentar una cantidad ingente de información, el acceso a la misma en dicha web es realmente incómodo para los usuarios.  El abuso del PDF para presentar esa información tiene gran parte de culpa.  Y es que informar a los usuarios de los servicios de autobús con un formato tan ilegible como este es infrautilizar totalmente las capacidades de internet para comunicar.